Enclaustrados

No fue hasta que no pude salir
Que me di cuenta de que había
Vivido enclaustrado en mi propia existencia
Enclaustrado con la ilusión de libertad
 
Y sin tiempo para reflexionar
Siempre corriendo de aquí para allá
Huyéndole a la vida, apagando voces
Apagando las voces que clamaban
 
Libertad, libertad, libertad
 
No me daba cuenta antes
De la terrible soledad en compañía
De cuanto todos corríamos de aquí para allá
Con hambre en la mirada
 
Y la soledad se asentó también
En la estantería del supermercado
Corriendo aun pero con pánico
Un tumulto de gente acumulada
 
No obstante, solas cada una con su tesoro
 
Y cuando ya todo faltaba
Cuando el vacío me rodeó
Me abrazó y casi consumió
Con los brazos extendidos llegaste…
 
Llegaste como la luz al amanecer
Como la oscuridad para los amantes
Como la fe para los creyentes
Como el amor para nosotros
 
Y el encierro me supo a cielo
 
Me supo a besos, caricias sin recelo
Me supo a poesía, alegría orgásmica
Aventura por demás decir fantástica
Ausentes de comida mas sin miedo
 
Y nos alimentamos de la piel liada
Nos hidratamos con la fruida riada
Del sudor repentino y aromático
De las feromonas liberadas en el acto
 
Enclaustrados, libres y sin temores, entregados al arte de hacer amores…
 
©Carlos di Paulo Zozaya
 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.