Nos robamos la inocencia

 La niñez nos hemos robado
Nos hemos comido la inocencia
En aquel ayer cuando nos besamos
yo estaba nervioso y tu sudabas
sujetados por las manos calientes
nos besamos tanto que olvidamos
que el sol salía por la mañana
y que el mundo seguiría rotando
aún cuando nuestro cuerpo se estaba quemando
 
Nos robamos la inocencia
Cuando el sol con inclemencia
Nos recordó que la vida cada mañana
Se renueva al sonar las campanas
 
Y al removernos de las sábanas
Cuenta nos dimos que tarde era ya
Para escondernos de los conocidos
Y que la pena saldría sobrando
En esos tiempos cuando caminando
Ya no éramos niños
 
Nos robamos la niñez cuando jugando al amor
Pasaron los años y en la adolescencia
Nos dimos cuenta de que el mundo
Cambiaba a pesar de nosotros mismos
Y de nuestras ilusiones de cuando
Cerrando los ojos nos besábamos tanto
 
Y cuando crecimos nos percatamos
De que aquel tiempo, aquellos años
Fueron la escuela de en lo que hoy
Nos convertimos
 
Y mi tristeza no pesa en aquellos recuerdos
Mi tristeza pesa hoy en haber casi olvidado
Que los sueños comenzaron con los labios besados
De cuando el cuerpo se me quemaba solo de pensarlo
Y que ahora siendo ya experimentados
La niñez es una piel mudada en un rincón apartado
Un teodolito disecado con sensaciones apartadas
De cuando todo era novedad sin agotarnos
Prende la luz que el miedo me inunda
De pensar que la oscuridad robará
Tu ser y mi esperanza de aquellos días revivir
De cuando perdí la inocencia con la sinceridad
De una amor sin mancillar
Un amor intacto sin mancha de contacto
Sin ser entregado falsamente
Y me pondré la piel de mi ser infante
Busca la tuya en cualquier instante
Revive aquellos besos de cuando te convertiste
Traspasaste de la niñez a la pubertad soñando
Con el mundo cambiar, siempre anhelando
A nadie diciendo que la niñez te han robado
Si ambos la hemos entregado como ahora lo haremos de nuevo
 
Y con esa piel que nos vestirá hoy
Retomaremos lo perdido de aquello que no olvido
De cuando nos besamos con tanto fervor
Que el mundo rotó, amaneció y tarde nos dimos cuenta
¡De que las campanadas ahora como ayer ya estaban de vuelta!


©Carlos di Paulo Zozaya

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.