Fuego

  Recorriendo el pasillo a oscuras
Caí sobre el suave y aromático ser
Que me esperaba recostada y desnuda
Respirando al compás de mi sorpresa
 
Solo las candelas prendidas de la calle
Tenue iluminación traspasando las cortinas
Iluminaban partes de ti en ese lecho
Lo suficiente para despertar mi ansiedad
 
Ansioso te recorrí con las manos
Mi desértica lengua buscó la humedad
Para calmar esa sed que de pronto sentí
Encontrando primero en tus labios
 
La saciedad
 
Y ya lubricados mis instintos primarios
Quise arrancar el calor que sentíamos
Con el empeño de mi hombría
Hasta llegar a lo más recóndito de ti
 
Pero el fuego seguía latente en tu pecho
Y el mío rebasaba mi propia existencia
Rebasaba mi razón y mis creencias
Desde caídos los hábitos con concupiscencia
 
Remedio no había más que refrescarte
Mojando mi lengua en tu sexo
Y repasarla por todo tu cuerpo
Hasta lograr apagarte esa candela
 
Mil veces más fuerte que las de la calle…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.