El rincón apagado

Desde el rincón más alejado, funestamente obscuro, se escuchaban los lamentos de un corazón agonizante.
En su agonía clamaba: ¡Salvación, salvación!
Pero tarde era ya, porque el amor lo había abandonado…

Había salido desde hacía unos años
El amor secretamente escapó
Aunque la charla corporal seguía
Los cuerpos se hablaban todavía

Con singular expresión comunicaban
Seguían simplemente por atracción
Porque embonaban uno en el otro
Aparentemente a la perfección

Pero…
El corazón ya no palpitaba de emoción
Cuando al escucharla musitar
Sus tímpanos ya no vibraban
Con aquella intensidad parecida
A la súbita alza de presión sanguínea…

Tampoco su mirar reflejaba ya
El rostro sonriente, cotidiano
Y a poco se fue reduciendo
Aquel fanal del rincón ahora funesto
Hasta que se fundió completamente
Y el rincón la luz no volvería a ver…
Ni el corazón, que no aguantó
Ya más seguir el camino sin amor
Y también su antes resplandor…
Se apagó

Y ahogado en su irregular trepidar
Su voz también se fue convirtiendo
En un suave murmullo apenas audible
La agonía se acentuaba rápidamente
Hasta que ya no pudo soportarlo
Y cayó definitivamente junto con el cuerpo
Mucho después de que las palabras
Salieran sobrando ya entre los dos
Murió el amor, llevándose consigo
La iluminación de aquel lugar preciso
Donde algún día brillaran las estrellas
Con tan solo mirarnos el uno al otro

©Carlos di Paulo Zozaya
Cuando te Miro con Carlos di Paulo
#dipauloart

One Comment Add yours

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s