Rostro de primavera

Hoy pensaré, no del jardín pero de las flores, del aroma que explayan a los vientos templados y suaves, que anuncian la venida de la primavera, fresca con sus espontáneos chaparrones.

Hoy pensaré no del túmulo de flores aromáticas pero de la que se erige en el centro del hato colorido, esa flor en particular, alta y elata de suaves pétalos sonrosados, como lo son las mejillas después de un arduo invierno frio y destemplado.

Pensaré del invierno que se repliega hacia el norte dejando atrás una capa blanquecina que se derrite con el sol del oriente, encharcando el camino por donde piso y voy pensando en la flor aquella que pareciera estar marcada por el rubor que tienes linda mujer, rostro de chiquilla.

Y ya sobrepasando estos pensamientos, distraído por el ruido de las charcas cuando las piso, pienso en tu voz tan parecida al de la lluvia de primavera, de cuando las flores adquieren sus tonos vibrantes y apasionados, tan parecido a la pasión que exudas por todo tu cuerpo, aromas de flores de cuando te abandona el invierno y prosperas más hermosa entre los hatos de aquellos jardines por los que paso al andar pensando en ti. Y se mezcla con los efluvios de la tierra mojada dándole a mis sentidos un verdadero motivo para emularte en mi mente.

©Carlos di Paulo Zozaya

black-and-white-2599062_960_720.jpg

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s