Día trece

Día trece:

 

El oleaje de la marina embravecida

Nos llenaba de espuma el rostro

Esa espuma fría que augura tormentas

Y que se transporta con el viento

Y de sal la ropa impregna…

 

Nos fuimos de ahí dejando que la mar

Desatara su furia contra la arena

Mientras nosotros, a salvo de la tempestad

Nos arengó el frío con el terrible vendaval

Y nos amarramos con los brazos…

 

Y ya refugiados del aguado temporal

Nos sobró la sal que impregnaba el tejido

Que nos cubría ya empapado de la mezcla

De agua furiosa y lo amargo de la ira marina

Y tirados en el suelo quedaron los atavíos

 

Y ya expuesta la piel se antoja a los labios

Porque el frío arrecia y el calor interno es grave…

Nos hicimos nuestro turbulento mar

Con las sábanas cual blancas olas…

 

Y cobijas nuestro navío con que navegar

 

©Carlos di Paulo Zozaya

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s